Ultracavitación 2017-10-11T20:25:58+00:00

El proceso en la cavitación es el siguiente:

Las células grasas se ven expuestas a una sobre presión, que rompe sus membranas, desencadenando la destrucción de los adipocitos. La grasa que contienen –los triglicéridos- se fragmenta en diglicéridos, pudiendo ser éstos últimos expulsados a través de la orina. A través de una emulsificación de la grasa se consigue cambiar el estado de los depósitos grasos pasando de sólido a líquido, convirtiéndolos en una sustancia fácil de eliminar mediante la orina.

Se aconseja una dieta hipocalórica y la ingesta de al menos dos litros de agua antes y después de cada tratamiento, dado que es una parte imprescindible para poder eliminar la grasa.

ULTRACAVITACIÓN

El tratamiento con  cavitación se basa en  la generación controlada y repetida de micro burbujas de vacío en el interior de un líquido, fluido o material fisiológico seguido de su propia implosión. Este método se caracteriza por lograr romper las difíciles estructuras de los depósitos grasos localizados. Estas zonas suelen ser resistentes a las dietas de adelgazamiento, dado su carácter de almacenamiento y no son fáciles de eliminar ni a través del ejercicio ni de los masajes. La cavitación consigue actuar sobre estas zonas liberándolas de la grasa. Además de ser un reafirmante muscular y moldeador del cuerpo que obtiene resultados en pocas sesiones. El principio físico de la cavitación provoca la destrucción de la célula adiposa con la consiguiente transformación de la grasa en una sustancia líquida, es decir, transforma el triglicérido en diglicérido y esto será eliminada a través del sistema linfático y vías urinarias.

BENEFICIOS

En el centro de estética Tabatha trabajamos con la más avanzada tecnología de CAVITACIÓN PERFECT que garantiza una frecuencia constante de ultrasonidos, gracias a este tratamiento conseguimos destruir la grasa localizada. La cavitación consiste en la emisión de ultrasonidos a una frecuencia determinada constante que hace que los adipocitos de grasa implosionen rompiendo su estructura, siendo desechada a través del sistema linfático por el organismo. Tras las primeras sesiones y siguiendo las pautas del especialista conseguiremos lucir una nueva figura más esbelta y estilizada. El tratamiento de cavitación está indicado para aquellas zonas que aun con ejercicio físico y dietas no consiguen eliminar la grasa localizada. La Cavitación es mucho menos agresiva que una liposucción quirúrgica y en muchos casos puede llegar a ser una alternativa efectiva y duradera.

La grasa localizada tiende a convertirse en uno de los mayores problemas para muchísimas personas, especialmente porque ésta suele ser la grasa que más difícilmente puede llegar a eliminarse.

Este problema suele ser aún más serio con la edad, ya que se ralentiza el metabolismo y la persona gana más peso, cuestión que también se ve agravada por las diferentes fluctuaciones hormonales propias de la mujer.

La cavitación es una herramienta que nos ayuda a conseguir un cuerpo con el que estemos a gusto, a definir nuestra figura, y eliminar cúmulos de tejido adiposo, para ello cuenta con la última tecnología. El sistema consiste en la utilización de ultrasonidos de baja intensidad, cuyo fin es conseguir romper la grasa y que sea eliminada de forma permanente, asi reduciendo la celulitis.
La celulitis es una infección de la piel –también llamada infección de tejidos blandos– que consiste en la acumulación de grasa en las capas más profundas de la piel, formando nódulos que confieren un aspecto acolchado conocido como piel de naranja. Su aparición se asocia a hábitos poco saludables, como una vida sedentaria, estrés, ropa muy ajustada y malas posturas, entre otros. Pero también influyen la genética y los problemas hormonales. Las zonas que más la sufren son los glúteos, los muslos y las caderas. Aunque se da tanto en personas obesas como en delgadas, las mujeres son más propensas a tenerla debido a la composición de su piel y al efecto de las hormonas.
Lo que primero debes entender, es que la piel es probablemente el órgano que más se estira en todo nuestro organismo. A medida que crecemos, toda la piel se va haciendo más elástica al mismo tiempo que se ve regenerando, proceso que se ve afectado por la forma en que tratamos nuestra piel y en general nuestro organismo.

Cuando perdemos peso, y especialmente cuando perdemos peso rápidamente, le damos muy poco tiempo a nuestra piel para que se adapte a la nueva forma que ahora tiene tu cuerpo, lo que resulta en esa piel “de sobra” que tienes ahora.

Además, si perdiste peso mediante una dieta restrictiva donde no le diste un buen balance de nutrientes a tu cuerpo y/o no lo hidrataste bien, el resultado puede ser una piel más flácida de lo que esperabas.

La medicina estética avanza a paso apresurado, una de las últimas novedades en tratamientos reductores es la ultracavitación. De gran auge en estos momentos, esta técnica, también llamada liposucción sin cirugía, es una alternativa de vanguardia a las intervenciones quirúrgicas, un método no invasivo que permite eliminar los depósitos de grasa sin recurrir al bisturí, lo cual excluye los factores de riesgo propios de cualquier operación.
Si bien el procedimiento es inocuo, hay algunas contraindicaciones que deben revisarse antes de aplicarlo. Más allá del siguiente listado informativo, en cada centro donde se realiza el tratamiento se deberá hacer una evaluación previa para constatar que el paciente cumpla con todos los requisitos para recibir ultracavitación de forma segura y efectiva.
Con los ultrasonidos convencionales, ocurre que al momento de pasarlo sobre el paciente, éste no percibe sensación alguna, quizás un poco de calor, debido al efecto térmico que se genera. En cambio, al realizar un tratamiento de ultracavitación, el terapeuta percibirá la vibración en la mano que sostiene el cabezal y el paciente puede llegar a sentir un zumbido en sus oídos (esto es debido a los 40 kHz y la potencia elevada), dependiendo del grado de audición de cada ser humano.
La técnica de ultracavitación, al utilizar potencias superiores a los 40W – 45W, ya no produce explosiones, sino implosiones. Las implosiones tienen la particularidad de generar más energía y producir lo que se denomina “ondas de choque”, que son las que causan mayor ruptura en la membrana del adiposito y atacan mayor número de los mismos.

Además, si perdiste peso mediante una dieta restrictiva donde no le diste un buen balance de nutrientes a tu cuerpo y/o no lo hidrataste bien, el resultado puede ser una piel más flácida de lo que esperabas, resultados relajantes y agradables sin esfuerzos.

Reestructura las fibras de colágeno, consiguiendo un efecto tensor duradero. Puede aplicarse en cara, cuello y otras zonas del cuerpo.
El tratamiento dura unos minutos y es inocuo, apenas produce un leve enrojecimiento de la zona tratada.
Después de la aplicación el paciente puede reanudar su vida normal.
El tratamiento es muy eficaz, consiguiendo muy buenos resultados de rejuvenecimiento facial.
No, son totalmente indoloras. Sus cabezales ergonómicos facilitan el deslizamiento sin provocar molestia alguna. Además, al no existir inflamación ni alteración de los tejidos circundantes, no se necesita tiempo de reposo tras el tratamiento.

Cavicell cuenta con dos cabezales: uno de 3MHz y otro de 40KHz ¿qué particularidades tiene cada uno?
El de 3 Mhz. trabaja a 30 W y alcanza una profundidad de 1 a 2 cm. Recomendado para tratar piel y panículo adiposo.

El de 40 Khz. trabaja a 50 W y se utiliza en aquellos pacientes cuyos pliegues de panículo adiposo superan los 3 cm., especialmente en casos de celulitis o adiposidades localizadas.

La ultracavitación, correctamente aplicada y siguiendo las pautas indicadas, no posee efectos secundarios importantes. En caso de presenciarse alguno, consultarlo con el médico y el profesional que realizó las sesiones.

Más allá de eso, cualquier efecto secundario normal o aceptable que pudiera aparecer, pasará rápido después de la sesión. Por ejemplo, es normal percibir un calor en la zona tratada, que persistirá por un rato.

En casos de trabajo en la zona abdominal, se ha visto casos de diarrea leve, que desaparecen al siguiente día.

También pueden aparecer pequeños hematomas en la piel en el área trabajada, según la presión utilizada por el especialista durante la sesión y la sensibilidad de la piel.

Los resultados de la ultracavitación son progresivos, no obstante tras la primera sesión ya es apreciable una mejoría de la piel. Logramos una importante reducción del perímetro y la eliminación progresiva y permanente de acúmulos adiposos.

No existe inflamación ni alteración de los tejidos circundantes, por lo que no hay tiempo de reposo tras el tratamiento.

Solicita Cita Previa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies